26 marzo 2010

Los Niños en el Antiguo Egipto


Los niños al igual que en otras culturas fueron muy queridos, y los padres los esperaban con gran entusiasmo. Esto se debía principalmente a que en el antiguo Egipto la familia nuclear  era la unidad básica. No existía dentro del plano familiar una gran diferenciación de género, por lo que las hijas eran tan esperadas como los hijos, de hecho, no se tiene registro de que en Egipto se haya recurrido a la practica del infanticidio, eso era impensable para las acogedoras familias que anhelaban tener hijos.
El tener hijos era un gran riesgo ya que en el proceso podía morir tanto la madre como el niño, la tasa de mortalidad infantil era muy alta debido a las condiciones higiénicas, las infecciones y otros peligros. Para resguardar a la madre y al bebe en gestación se recurrían a dos importantes protecciones: la médica y la divina. El embarazo era seguido de cerca por las comadronas y médicos que velaban por el estado de salud de ambos y se recurrían a amuletos y oraciones a los dioses para pedir por el buen termino del embarazo, esto se debía a que se creía que existían fuerzas negativas que buscaban el fracaso y la muerte del bebe.



Y por fin llegaba el ansiado momento en que el hijo o hija amada llegaba al mundo. A la madre se le anudaba el pelo y se le  masajeaba con aceites para relajarlas. Se invocaban a los dioses  Isis, Neftis, Heqet y Mesjenet, cuya misión era facilitar el nacimiento. El parto se llevaba a cabo en una habitación especialmente acondicionada para ello llamada “pabellón de nacimiento, decorada con dibujos y estatuas de Bes, el enano músico, y Tueris, la mujer hipopótamo, ambos dioses protectores del parto. Además de dibujos y plantas trepadoras que buscaban representar el momento en que Isis dio a luz a Horus escondida de las fuerzas del mal que buscaban su destrucción.Cuando el niño estaba naciendo era asistido por las comadronas quienes lanzaban hechizos e invocaban a los dioses para que el bebe naciera sin ninguna dificultad. La madre era la que le daba el primer nombre pero también se le daba otro de acuerdo a alguna característica del carácter del niño o en relación a alguna deidad como por ejemplo Najti (fuerte), Ju (protegido), Aset (Isis), Ptahhotep (Ptah está satisfecho), Nebipusenusert (Senusert es mi señor).
La época de la lactancia, al igual que en la actualidad,  era una de las mas importantes ya que eso aseguraba en cierta forma una vida saludable y aumentaba la esperanza de vida (en los campesinos era de 30 años mientras que en los nobles alcanzaba los 70 años).
Durante la infancia los niños andaban desnudos seguramente por las altas temperaturas aunque usaban ropa cuando esta bajaba. Se les colgaba algún amuleto protector contra el mal de ojo y otros maleficios. Solían andar con la cabeza rapada hasta los diez años de edad conservando un mechón de pelo que al crecer formaban una trencha con sus mechas. La educación de los hijos era tarea de los padres, los niños aprendían el trabajo de su padre mientras que las niñas se especializaban en el trabajo domestico. En las clases altas el panorama era más alentador en relación a la educación ya que los niños se podían educar en escuelas y templos por que ello aseguraba una mejor educación y preparación para las tareas militares, divinas o burocráticas.
Cuando los niños llegaban a la pubertad eran circuncidados, parece ser que esto tenia carácter ritual lo que indicaba que la infancia había terminado. En las niñas la infancia terminaba con la primera menstruación. En ambos casos dejaban de andar desnudos y cubrían sus cuerpos.
Han llegado hasta nosotros, sobre todo como ajuar funerario en las umbas, multitud de juguetes que usaban los niños y niñas en el Antiguo Egipto. La mayoría son animales de madera con partes móviles, pelotas hechas de fibra vegetal o de cuero y muñecas de madera o de barro, pero también había peonzas, carracas, pequeñas armas, aros, cubos, muebles pequeños para las muñecas, etc. Además de los juguetes, en las representaciones pictóricas aparecen niños y niñas jugando al aire libre, bien sea practicando juegos gimnásticos (saltos, carreras, luchas…) o danzas (sobre todo en el caso de las niñas).
La gran cantidad de detalles y preocupaciones de los padres hacia sus hijos nos hacen pensar en un gran amor por la vida de sus niños, esto lo podemos apreciar a lo largo de toda la infancia de los niños en Egipto y durante el deceso de algún hijo amado, llegando a embalsamarlos o cubrirlos de vendas, todo ello acompañado de una gran cantidad de juguetes para asegurar diversión y felicidad en el mas allá. 



Reacciones:

10 comentarios:

  1. Si que tenían un trato muy especial los niños en Egipto. Lástima que la mortalidad fuese tan alta por las condiciones en las que vivían...

    Muy interesante la entrada.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Me ha parecido interesantisimo su articulo, en especial porque nos acerca a esa antigua civilizacion mucho mas que el estudio de las dinastias o las grandes batallas. Me gusta conocer cómo vivía la gente, cómo sentía, y usted nos ofrece detalles muy valiosos al respecto. Resulta conmovedor el hallazgo de juguetes en los ajuares funerarios.

    Excelente blog el suyo. Le auguro el mayor de los exitos. Creame!

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. muchas gracias. la idea de poder mostrar como vivia la gente comun y corriente me ha motivado desde siempre. piense usted madame o imaginese la emocionalidad en cada una de estas palabras cargadas de ternura y preocupacion por el niño esperado luchando contra todo y todos. muchas gracias por comentar.

    pablo: lamentablemente las condiciones no eran las mejores para los niños. la explotacion y el medio ambiente jugaban en su contra. muchas gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  4. me gusto estuvo re lindo

    ResponderEliminar
  5. LE GUSTA MUCHO A PITER ANGILA :)

    ResponderEliminar
  6. njnkhkkj oio ijyu9 ihubu u

    ResponderEliminar
  7. jhyfgrctert4t6rt g7bguybt8b gt76g g8b6gb h870 yg 7 t

    ResponderEliminar